¿Ineficaz yo?

eficaz adj.
 1. Activo, poderoso para obrar.
 2. Que logra hacer efectivo un intento o propósito.
 

 © Salvat Editores, S.A.

La ineficacia, principal motivo del despido en México

México, jun (EFE).- La mayoría de los despidos en México están motivados por la ineficacia del empleado y no son fáciles de solucionar por vía judicial, dijo el experto en derecho laboral, Manuel Porras.

“La mayor parte de los casos corresponde a gente ineficaz a la que no suele poder probársele una causal para despido”, dijo a este abogado, que impartió un seminario sobre como despedir en el marco de la ley, organizado por Quality Training.

Además de la falta de eficacia representada en el famoso dicho mexicano “sí, ahorita lo hago”, opinó que muchos de los despedidos son trabajadores que “crean antigüedad y contaminan el ambiente”, por lo que no interesa conservarlos.

Si no se encuentra un lugar donde reubicarlos, lo mejor es negociar su salida. “En México los trabajadores tienen casi todas las posibilidades de ganar un juicio”, sentenció.

En caso de necesitar testigos, por ejemplo, los estatutos sindicales suelen prohibir a los trabajadores que declaren contra sus compañeros. Los sindicatos, a su vez, gozan de mucho poder, sobre todo porque la mayoría han adquirido peso político, y por eso es difícil plantarles cara.

Frente a Porras, una docena de profesionales, de sectores diversos y empresas de entre 60 a 800 trabajadores, escucharon atentamente sobre cuándo conviene despedir y cómo hacerlo para prevenir drenajes en las arcas empresariales.

El abogado llamó a evitar el despido por “capricho patronal”, es decir, cuando “no hay química” con el empleado u obedece a una decisión arbitraria de un directivo, porque “eso va a costar dinero”.

Despedir no es algo que deba hacerse a la ligera, ya que deteriora el clima laboral: “La gente se alarma”, apuntó.

Aconsejó además emplear bajo contrato bien definido.

“A quien más le conviene un contrato es a la empresa. Mientras mejor hecho esté, menos riesgo corre”, dijo.

Sin embargo, para Porras está claro que uno de los grandes problemas de México son los “extraordinariamente” bajos salarios y la falta de prestaciones.

Unos dos millones de trabajadores ganan unos 50 pesos (3,75 dólares) al día en promedio, dijo.

Por ley, la empresa solo está obligada a dar seis días de vacaciones el primer año de contrato, ocho el segundo y así hasta el decimocuarto, donde debe otorgar un mínimo de dieciséis.

“Está muy arraigado en México todavía el mal trato de los supervisores (…), la jerarquía está muy marcada”, relató.

¿Es la flexibilización del despido una solución para la crisis económica global? “Para evitar la salida de trabajadores, sí”, concluyó Porras, al recordar la utilidad de la figura del “paro técnico”: reducir horas y salario de forma proporcional.

“Eso da la posibilidad de no despedir, por lo menos mientras haya crisis”, explicó.

Para este año, el Gobierno mexicano pronostica una caída de 5,5% en el PIB. Desde octubre, México ha destruido 700.000 empleos, cifra que podría llegar al millón a finales de 2009. EFE

http://dinero.prodigy.msn.com/articulo.aspx?cp-documentid=20503415